ESTANCIA EN BURDEOS CON 1º BACHILLERATO

Desde el 25 de marzo hasta el 2 de abril, el alumnado de 1º Bachillerato de cursa Francés Segundo Idioma ha disfrutado de la experiencia de vivir en el seno de una familia bordelesa. Nuestro instituto se encuentra a partir de este curso hermanado con el centro Sainte Marie Bastide de la capital de la región de la Aquitania.

Durante estos días, el programa de actividades ha sido muy enriquecedor y variado permitiendo a nuestro alumnado conocer aspectos de la vida escolar, la gastronomía, la historia, el arte, la naturaleza o la cultura de la zona.

Compartimos con el resto de la comunidad educativa y las familias, un resumen de esta bonita experiencia que os ha unido para siempre a nuestro país vecino.

El Centro Sainte-Marie Bastide

Complejo escolar dividido en cuatro centros según las diferentes etapas educativas: École Maternelle, École Primaire, Collège y Lycée. Nosotros hicimos más vida en el Lycée ya que el alumnado de 1º de Bachillerato estudia en ese edificio que fue una antigua fábrica de vidrio o un matadero…

La Ciudad de Burdeos

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2007, la ciudad tiene la originalidad de ser el primer conjunto urbano más grande y complejo reconocido con esta mención. Se trata de una superficie de unas 1800 hectáreas, casi la mitad de la urbe.

Realizamos un paseo “la chasse au trésor” propuesto por la Oficina de Turismo de Burdeos por los lugares más emblemáticos del casco antiguo: Plaza de la Bolsa, Basílica de San Miguel, el Gran Teatro, la Plaza Real, la Puerta de Burgoña, Puente de Piedra, Iglesia de San Eloy…

Y también atravesamos el Puerto de la Luna que forma el río Garona en el barco que une la orilla derecha con la localidad de Lormon-Le-Bas. Además de los majestuosos edificios de la orilla izquierda, nos adentramos en la Cité del Vino, un imponente museo moderno donde conocer todos los secretos del vino y su proceso de elaboración.

Saint-Émilion y el Château de Lau

Municipio, también reconocido Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que es famoso por el vino que se produce en sus alrededor del mismo nombre. En el Château de Lau, nos explicaron cómo se realizan las labores de cultivo y recolección de los viñedos.

En el Pueblo de Saint-Émilion, paseamos por sus sinuosas callejuelas y visitamos la Iglesia monolítica, excavada en la roca caliza impresiona por sus dimensiones y su altura, que parece una catedral subterránea.

Duna de Pilat y Gujan-Mestras

Enorme formación de arena natural costera, que con el paso del tiempo, ha formado un ecosistema de valor excepcional en el bosque. La duna es un ecosistema en movimiento que se caracteriza por sus 500 metros de ancho, su altura de más de 100 metros y su volumen de 60 millones de metros cúbicos de arena. Subir a lo alto de esta maravilla fue, sin duda, uno de los momentos más impresionantes de nuestro viaje.

Ese mismo día, hicimos una visita al municipio de Gujan-Mestras en el sur de la bahía de Arcachón. En este enclave descubrimos los secretos del arte milenario de la ostricultura y pudimos degustar las ostras que se crían para consumo humano en esta zona de Francia.

Ciudadela de Blaye y los Castillos del vino

Este complejo militar que se construyó para defender los intereses de la corona de Luís XIV y es otra joya catalogada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Por la tarde, nuestro agradable conductor nos hizo una ruta de los Castillos de Medoc, verdaderos palacios donde se elaboran los mejores caldos de la Denominación de Burdeos.

Y sobre todo, nunca olvidaremos la hospitalidad, complicidad y buenos momentos compartidos. À très très bientôt!!!!

María Dolores Gómez